Inicio
El Mediador
La Mediación
Mediación Civil
Mediación Mercantil
Arrendamientos
Hipotecas
Areas de Trabajo
Herencias
Legislación
Noticias jurídicas
Internacional
Unión Europea
Mediación Familiar
Mediación Comercial
Videoconferencia
Emprendedores
Inglés
Francés
Correo Eléctronico
Opinión
Contacto Telefónico
B.O.E.
Encuesta
Mapa del sitio

  

¡Hola!, muchas gracias por acceder a la web de la Mediación Judicial

 

   

ATENCIÓN PERSONALIZADA

 

CONTACTOS COMERCIALES Y DE NEGOCIO

El Mediador.

       En su artículo 9, la Directiva 2008/52/CE, de 21 de mayo, señala que los Estados miembros fomentarán, por los medios que consideren oportunos, el acceso del público en general, en particular vía Internet, a la información sobre la forma de ponerse en contacto con mediadores y organismos que presten servicios de mediación.

           El modelo de mediación se basa en la voluntariedad y libre decisión de las partes y en la intervención de un mediador, del que se pretende una intervención activa orientada a la solución de la controversia por las propias partes.

          El régimen que contiene la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles, publicada en el Boletín Oficial del Estado número 162 de fecha 7 de julio de 2012, se basa en la flexibilidad y en el respeto a la autonomía de la voluntad de las partes, cuya voluntad, expresada en el acuerdo que la pone fin, podrá tener la consideración de título ejecutivo, si las partes lo desean, mediante su elevación a escritura pública. En ningún caso pretende esta norma encerrar toda la variedad y riqueza de la mediación, sino tan sólo sentar sus bases y favorecer esta alternativa frente a la solución judicial del conflicto. Es aquí donde se encuentra, precisamente, el segundo eje de la mediación, que es la deslegalización o pérdida del papel central de la ley en beneficio de un principio dispositivo que rige también en las relaciones que son objeto del conflicto.

          La figura del mediador es, de acuerdo con su conformación natural, la pieza esencial del modelo, puesto que es quien ayuda a encontrar una solución dialogada y voluntariamente querida por las partes.

          La actividad de mediación se despliega en múltiples ámbitos profesionales y sociales, requiriendo habilidades que en muchos casos dependen de la propia naturaleza del conflicto.

         El mediador ha de tener, pues, una formación general que le permita desempeñar esa tarea y sobre todo ofrecer garantía inequívoca a las partes por la responsabilidad civil en que pudiese incurrir.  

          La mediación será llevada a cabo por uno o varios mediadores. Si por la complejidad de la materia o por la conveniencia de las partes se produjera la actuación de varios mediadores en un mismo procedimiento, éstos actuarán de forma coordinada.

 


Top

© 2018 www.mediacion-judicial.es | Todos los derechos reservados

UA-33426660-1