Inicio
Mediación Civil
Mediación Mercantil
Arrendamientos
Hipotecas
Areas de Trabajo
Herencias
Legislación
Noticias jurídicas
Internacional
Comercio
ONU
Unión Europea
Mediación Familiar
Mediación Comercial
Videoconferencia
Emprendedores
Inglés
Francés
Correo Eléctronico
Opinión
Contacto Telefónico
B.O.E.
Encuesta
Mapa del sitio

 

   

SECTOR FINANCIERO

 

EUROPA

Comercio Económico

 

Europa.

        Apartado muy especial para la Unión Europea y sus diferentes instituciones comunitarias con noticias diarias que afecten a la normativa comunitaria y en especial a España, como sucede con la Directiva 2008/52/CE del Parlamento y del Consejo de 21 de mayo de 2008. Los Estados miembros garantizarán que las partes, o una de ellas con el consentimiento explícito de las demás, puedan solicitar que se dé carácter ejecutivo al contenido de un acuerdo escrito resultante de una mediación. El contenido de tal acuerdo se hará ejecutivo a menos que, en el caso de que se trate, bien el contenido de ese acuerdo sea contrario al Derecho del Estado miembro donde se formule la solicitud, bien la legislación de ese Estado miembro no contemple su carácter ejecutivo.

             Esta Directivo entiende como mediador, todo tercero a quien se pide que lleve a cabo una mediación de forma eficaz, imparcial y competente, independientemente de su denominación o profesión en el Estado miembro en cuestión y del modo en que hay sido designado o se le haya solicitado que lleve a cabo la mediación. 

Esta Directiva entiende la mediación como un procedimiento estructurado, sea cual sea su nombre o denominación, en el que dos o más partes en un litigio intentan voluntariamente alcanzar por sí mismas un acuerdo sobre la resolución de su litigio con la ayuda de un mediador. Este procedimiento puede ser iniciado por las partes, sugerido u ordenado por un órgano jurisdiccional o prescrito por el Derecho de un Estado miembro.

         El contenido del acuerdo podrá adquirir carácter ejecutivo en virtud de sentencia, resolución o acto auténtico emanado de un órgano jurisdiccional u otra autoridad competente, de conformidad con la legislación del Estado miembro en el que se formule la solicitud.

             La mediación debe efectuarse de manera que se preserve la confidencialidad, y los Estados miembros garantizarán, salvo acuerdo en contrario de las partes, que ni los mediadores ni las personas que participan en la administración del procedimiento de mediación estén obligados a declarar, en un proceso judicial civil o mercantil o en un arbitraje, sobre la información derivada de un procedimiento de mediación o relacionada con dicho proceso, salvo excepciones. 

           Los Estados miembros garantizarán que el hecho de que las partes que opten por la mediación con ánimo de solucionar un litigio no les impida posteriormente iniciar un proceso judicial o un arbitraje en relación con dicho litigio por haber vencido los plazos de caducidad o prescripción durante el procedimiento de mediación.

             La Comisión presentará antes del 21 de mayo de 2012, al Parlamento Europeo, al Consejo y al Comité Económico y Social Europeo un informe sobre la aplicación de esta Directiva sobre la mediación. Dicho informe, examinará el desarrollo de la mediación en la Unión Europea y el impacto de la presente Directiva en los Estados miembros.

           Por tanto el Reino de España a través del Gobierno de la Nación, ha aprobado la Ley 5/2012, de 6 de julio, de mediación en asuntos civiles y mercantiles, publicada en el Boletín Oficial del Estado número 162 de fecha 7 de julio de 2012, como paso para poner en vigor las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para dar cumplimiento obligatorio a la presente Directiva que establecía como plazo límite el día 21 de mayo de 2011.


Top

© 2020 www.mediacion-judicial.es | Todos los derechos reservados

UA-33426660-1